Vida Cristiana

¿Cómo tener más paciencia? Una virtud para vivir feliz

Hay momentos en la vida donde sentimos que la paciencia se nos agota. El arduo trabajo que desempeñamos en el hogar, los compromisos de trabajo, el anhelo de alcanzar metas y sueños, todas estas pueden ser razones perfectas para perder los estribos y desesperarnos. En momentos de estrés y presión, nos damos cuenta de lo impaciente que somos, la verdad es que nadie quiere esperar, nos hemos acostumbrado a una sociedad que avanza rapidamente y quiere todo de una vez.

Ahora bien, hay cosas que no son instantáneas, ni que dependen de tí, hay situaciones que se escapan de nuestras manos y que no podemos resolver como por arte de magia, allí es donde necesitamos aprender que la paciencia no se compra, ni se presta, la paciencia es una maravillosa virtud que se desarrolla.

A través de estas lineas quiero compartir contigo como a lo largo de los años he aprendido a ser más paciente y como esta virtud me ha ayudado a manejar mi hogar con sabiduria, a ser mas tolerante, a pensar antes de actuar y a disfrutar cada etapa de mi vida. Te invito a seguir leyendo, estoy segura que estas palabras seran de mucha ayuda para ti.

La paciencia es un fruto del Espíritu Santo

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe

Galatas 5:22

Primero que todo, la paciencia es un fruto del Espíritu Santo, ¿Qué significa esto? Significa que cuando tenemos comunión con Dios en oración, cuando leemos su palabra y pedimos al Espiritu Santo que nos llene, vamos a manifestar no solo paciencia, sino tambien amor, gozo, paz, bondad y fe.

Rendirse al Espiritu Santo no es difícil, con solo una oracion que nazca de lo profundo de tu corazón es suficiente para acercarte a El y sentir su presencia. En este momento te invito a que entregues tus cargas y preocupaciones, pídele a Dios que te llene de su presencia y rinde tu vida a El.

La humanidad sin Dios por naturaleza es impaciente, intolerante y rebelde. Encomienda a Dios tu vida y comienza a vivir para agradarlo con tu manera de pensar, hablar y actuar. Busca una iglesia cristiana donde puedas aprender de la palabra de Dios y crecer en tu fe, habla con Dios todos los dias y lee la biblia, de esa manera vas a desarrollar y manifestar los frutos del Espiritu Santo.

LEER EFESIOS 5:8-18

Aprender a discernir los tiempos

 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Esclesiates 3:1

Cuando entendemos que todo en la vida tiene su momento, dejaremos de desesperanos tanto y comenzaremos a ser mas pacientes. Como mencionaba al principio, hay etapas en la vida que son necesarias para aprender. Los tiempos de Dios siempre son perfectos, hay cosas que anhelamos y deseamos, pero muchas veces no estamos preparados para recibirlas.

Discernir significa distinguir o comprender entre lo bueno y lo malo, lo correcto o lo incorrecto. Cuando discernimos los tiempos, vamos a saber que es lo que Dios desea para nosotros y nuestras familias en ciertas épocas, Discernir los tiempos nos hará evitar el tomar malas decisiones que pueden perjudicar nuestro futuro y el de las personas que amamos.

LEER ESCLESIASTES 3:1-15

Conoce la voluntad de Dios

Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar.  Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto.

Romanos 12:1-2

Solo Dios sabe lo que nos conviene y lo que no, muchas veces insistimos en hacer algo que no es lo mejor para nosotros, entonces vamos hacia delante y resulta que no era lo que pensabamos y allí nos decepcionamos, nuestra impaciencia y desespero nos tomó por sorpresa. La mejor solución para esto es conocer cuál es la voluntad de Dios para nosotros.

En Romanos 12:2 dice que para saber que es lo que Dios quiere para nosotros, es decir, conocer su voluntad, necesitamos cambiar nuestra manera de ser y pensar. Sé que la palabra “Cambios”, no es la favorita de muchos, porque a todos les gusta estar cómodos, salir de la zona de confort no es atractivo, pero para conocer la voluntad de Dios debe haber un cambio en nuestra manera de ser y pensar.

Asi naci, asi me quedo…

Muchas personas dicen ” Asi naci y asi me quedo”, este es una fortaleza mental que impide que la palabra de Dios produzca cambios en nosotros, por eso hay muchas personas que van a la iglesia pero siguen siendo los mismos.

La respuesta esta clara en el versiculo 1 de Romanos 12 cuando dice: “Y no vivan ya como vive todo el mundo”. ¿Cómo vive el mundo hoy dia? ¿Acaso vamos con o en contra de la corriente? ¿ Quiénes dictan las reglas de esta sociedad sin Dios? ¿ Qué modelos de vida son los que sigues? ¿De que nos alimentamos en las redes? Estas son solo algunas preguntas para reflexionar.

Mi filosofia de vida para ser más paciente,

  • Hay que soñar pero con los pies en la tierra,
  • Hay que esforzarce pero no desesperarse.
  • Debo disfrutar cada momento y cada etapa de mi vida.
  • Dejar que el Espiritu Santo me guie.
  • Valora aun las cosas pequeñas.
  • Permirtir que la palabra de Dios gobierne mi vida.
  • Seguir e imitar ejemplos de vida que aman a Dios.
  • No conformarme al mundo actual, ni dejarme influenciar por una sociedad egoista y egocentrica.
  • Tomarme las cosas con calma.
  • Confiar en Dios, ser feliz y agradecida.
  • Hablar lo bueno, confesar la palabra y ponerla en práctica.

Escrito por

Adalic Rodriguez

Tambien te puede interesar leer:

Sabiduría para resolver problemas familiares

Como hablar con Dios, aprendiendo a orar

Las señales y los tiempos de Dios

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.