Vida Cristiana

¿Cómo perdonar a alguien que me ha ofendido?

Experimenta el poder del perdón

En alguna ocasión nos hemos sentido ofendidos. La ofensa es como una capa pesada de verguenza y dolor con la que muchas veces cargamos y que la mayoria de las veces no ha sido algo que tú mismo te la has puesto, alguien más la colocó allí, sin embargo, no podemos cargar toda la vida con eso, la mejor manera de ser libres es cuando aprendemos a cómo perdonar.

Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes

Lucas 23:34

El mayor ejemplo de cómo perdonar es nuestro Señor Jesucristo, Él fué a la cruz injustamente, no merecía estar allí, no merecía ser crucificado como pecador. Jesús fué burlado, maltratado, escupido, blasfemado, golpeado, lacerado y herido. Todo lo hizo por amor a tí, para que a través de su sacrificio tu puedas ser perdonado, justificado, santificado y limpiado.

Cristo, llevo el peso más grande sobre ÉL, experimentó el dolor en todos los aspectos para que ya nosotros no carguemos con esa capa de hierro que nos detiene y nos hace lentos y así caminar con la cabeza en alto hacia el buen futuro que Dios tiene preparado. Las palabras de Jesús en la cruz fueron: Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.

El perdón es un mandamiento

Es importante entender que perdonar no es un sentimiento sino un mandamiento. Una persona nunca va a sentir perdonar, al pensar o recordar la ofensa sus emociones le harán sentir que no debe perdonar a esa persona que les ofendió, sin embargo, al estudiar las escrituras, Dios nos manda a perdonarnos unos a otros así como El nos perdonó.

Por el contrario, sean amables unos con otros, sean de buen corazón, y perdónense unos a otros, tal como Dios los ha perdonado a ustedes por medio de Cristo.

Efesios 4:32

Hemos recibido el perdón de Dios, aun sin merecerlo, de igual modo debemos perdonar a todos aquellos que nos han ofendido con hechos o palabras. El perdón es una llave que trae libertad, paz y restauración en el corazón. Decide en este día experimentar el poder del perdón y la reconciliación.

¿Cómo perdonar la ofensa?

Lo primero que debemos hacer para perdonar a alguien es a través de la oración. El Señor Jesús dijo: Y perdona nuestras ofensas como nosotros también perdonamos a quienes nos ofenden (Mateo 6:12). Al orar piensa en todas aquellas personas que te han ofendido y confiesa delante de Dios esa ofensa y perdónalos.

Cuando estén orando, primero perdonen a todo aquel contra quien guarden rencor, para que su Padre que está en el cielo también les perdone a ustedes sus pecados

Marcos 11:25

Perdonar en oración es la primera manera de como te liberas de la ofensa. Debes orar de la siguiente manera: Señor, en este día decido perdonar a (nombre) por haberme ofendido, yo declaro que soy libre de todo dolor, te pido que quites todo sentimiento que no viene de ti y llena mi corazón de tu paz, de tu amor y tu presencia.

Beneficios del Perdón

Hay muchos beneficios cuando tú decides perdonar. Uno de ellos es La Paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento llenando tu vida y tu corazón .

Otro beneficio del perdón es que el amor florece. Si necesitas perdonar a un amigo o a un familiar, déjame decirte que el perdón trae reconciliación y hace crecer y fortalecer una relación.

Cuando se perdona una falta, el amor florece, pero mantenerla presente separa a los amigos íntimos.

Proverbios 17:9

El perdón trae sanidad al corazón, restaura tus emociones, aviva tu vida, permite que veas a otros cómo Dios los ve y te hace caminar hacia el futuro con fe y determinación.

Una enseñanza bíblica acerca del perdón

‭‭Mateo‬ ‭18:21-35‬ ‭TLA

“Entonces Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: —Señor, si un miembro de la iglesia me hace algo malo, ¿cuántas veces debo perdonarlo? ¿Solo siete veces? Jesús le contestó: —No basta con perdonar al hermano solo siete veces. Hay que perdonarlo una y otra vez; es decir, siempre.

»En el reino de Dios sucede algo parecido a lo que cierta vez sucedió en un país. El rey mandó llamar a sus empleados para que le informaran cómo andaban sus negocios y para que le pagaran todo lo que le debían.

»Cuando comenzó a sacar cuentas, le llevaron un empleado que le debía sesenta millones de monedas de plata. Como el empleado no tenía dinero para pagar, el rey ordenó que lo vendieran como esclavo, junto con su esposa y sus hijos, y que vendieran también todo lo que tenía. Así, con el dinero de esa venta, la deuda quedaría pagada. Seguir leyendo…


Libros acerca del perdón recomendados:

Escrito por Adalic Rodriguez

Escritora y Blogger

También te puede interesar leer:

Si este tema ha sido de ayuda para ti no olvides darle un like y compartir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *